¿ES SALUDABLE CANTAR?

Cada vez más gente se anima a cantar. Quizás solos, en karaokes o en casa. A lo mejor en coros. Cualquier tipo de música, de cualquier época, de cualquier estilo de canto. La gente ha comprobado que es una actividad estimulante, independientemente de si queremos llevarla a un terreno profesional como si deseamos realizarla para nosotros mismos. Y, sobre todo, cada vez más gente se da cuenta de que, independientemente de sus facultades, todo el mundo puede llegar a cantar y disfrutar de su voz. ¿Por qué quien se anima a practicar esta actividad, no puede dejarla y se convierte en algo imprescindible en su vida?

 

BENEFICIOS DE CANTAR

Desde hace muchos años se viene investigando los beneficios del canto en la salud tanto física como emocional de las personas. Cada vez suscita mayor interés hasta el punto de que en 2009 fue creada AIRS, Advancing Interdisciplinary Research in Singing, una iniciativa para investigar, entre varias cuestiones, la influencia del canto en el bienestar de la persona.

 

La relación entre el canto y el bienestar de la persona es algo observado desde tiempos inmemoriales. El canto se ha usado de diversas formas. Pero es relativamente desde hace poco tiempo, quizás a mitad del s. XX con la creación de la musicoterapia, cuando los efectos comenzaron a ser estudiados de manera científica. Es sorprendente observar de qué manera el canto mejora en su conjunto a la persona desde un punto de vista social, psicológico y físico. Teniendo en cuenta todas las investigaciones que están llevándose a cabo con respecto al canto, la enumeración que hagamos ahora no será exhaustiva, pero sí muy llamativa. Y, lo más asombroso, que los beneficios de cantar no dependan del género que se desee cantar o de si la voz es más o menos bella, es el hecho propiamente de cantar lo que produce dichos beneficios en nuestra salud física y mental.

 

SOCIALES-EMOCIONALES-PSICOLÓGICOS

Permite compartir con otros una experiencia que proporciona un gran sentido de comunidad.

 

La sensación de logro que viene por cantar una canción con armonía de voces, es tremendamente motivador.

 

Ayuda a hacer nuevas amistades.

 

Mejora las habilidades de escucha.

 

Ayuda a mejorar la concentración y la memoria.

 

El canto mejora el comportamiento social y emocional de las personas.

 

Alivia la sensación de aislamiento.

 

Mejora la integración social.

 

Aumenta la autoestima y la confianza.

 

Enriquece el nivel cultural, ayuda a entender el significado de las palabras y a leer poesía.

 

Mejora la capacidad de comunicación y estimula la interculturalidad.

 

Desarrolla la capacidad de sentir empatía con otros cantantes y de apreciar a los grandes, sin importar el estilo que canten.

 

FÍSICOS

A nivel físico, el canto puede considerarse como una actividad aeróbica, así pues proporciona todos los beneficios de este  tipo de ejercicios. Los aeróbicos se relacionan con la reducción de estrés, la longevidad, estimulación de la circulación sanguínea, la mayor eficiencia del sistema cardiovascular y el incremento de la atención debido al aumento de oxigenación celular. El canto fortalece los músculos cervicales, torácicos, abdominales, así como el diafragma y nos alivia las tensiones musculares. Ejercita los pulmones incrementando su capacidad y niveles de oxigenación. También estimula la memoria muscular.

 

El canto fortalece el sistema inmune. Científicos de la universidad de Frankfurt, examinaron la sangre de un grupo de personas antes y después de un ensayo de 60 minutos. Descubrieron que las concentraciones de inmunoglobulina A (proteína del sistema inmune que funciona como anticuerpos) y la hidrocortisona (hormona anti-estrés) se elevaron significativamente durante el ensayo. Una semana después volvieron a analizar la sangre del mismo grupo de personas antes y después de la audición de una obra musical. Esta vez no se observaron cambios en la composición sanguínea. La conclusión a la que llegaron fue que el canto no sólo fortalece el sistema inmune sino que mejora de forma notable el humor en general del intérprete.

 

Otro campo importante de investigación es la influencia del canto en las funciones neuronales. Por todo el mundo se está utilizando el canto para ayudar a pacientes con Parkinson o Alzheimer u otros desórdenes neurológicos. Cantar fortalece la musculatura de la laringe, las canciones se usan para facilitar la recuperación del habla. Ahora las investigaciones se encaminan hacia cómo también la música puede influir en el cerebro de pacientes afectados de desorden bipolar o de depresión.

 

El hecho es que el canto libera una corriente de endorfinas que reducen el estrés y la ansiedad. Investigadores de la universidad de Manchester han descubierto que el sáculo, un pequeño órgano del oído interno, responde a frecuencias que se suelen usar en el canto. Y este órgano está conectado a una parte del cerebro responsable del placer y la felicidad. Así pues, al cantar, se siente un placer inmediato, independientemente del sonido que se emita.

 

El canto también ayuda al desarrollo del control motor y la coordinación, por eso mejora el funcionamiento neurológico. Y añade una cualidad más rica y agradable  a la voz hablada debido al trabajo de los articuladores y resonadores.

 

Una muy reciente investigación prueba que cuando un pájaro es enseñado a cantar por otro pájaro, se origina nuevo tejido neuronal, este proceso se llama neurogénesis. Ahora es necesario estudiar este caso aplicándolo a los seres humanos.

 

ENLACES